Actualidad

En busca de un abastecimiento energético seguro, rentable y sostenible

03/09/2021 | Alemania
En busca de un abastecimiento energético seguro, rentable y sostenible

En el marco de los objetivos climáticos de Alemania, el Gobierno Federal decidió cubrir el abastecimiento energético del país principalmente con energías renovables. La apuesta es poder gestionar la energía de manera cada vez más eficiente, realizando de este modo una contribución importante a la protección del clima. La transición energética (Energiewende, en alemán) es la manera propuesta para alcanzar un abastecimiento energético seguro, rentable y sostenible. Constituye una oportunidad única para Alemania como eje económico, ya que permite abrir nuevas áreas de negocio, impulsar innovaciones y crear empleo y crecimiento. Al mismo tiempo, con la transición energética otro de los objetivos que se espera cumplir es ser menos dependientes del petróleo y del gas.

Con 62.708 megavatios, Alemania es el país que más capacidad eólica ha instalado en Europa hasta la fecha. A finales de 2020, 31.109 aerogeneradores suministraron cerca del 27% de la electricidad generada en Alemania. Visto el resultado de 2020, la energía eólica se consolidó como la fuente de energía más importante en el mix eléctrico alemán, ya que los aerogeneradores produjeron mucha más electricidad que cualquier fuente convencional. En 2019, se ahorraron alrededor de 89 millones de toneladas equivalentes de CO2 gracias al uso de la energía eólica.

La nueva Ley sobre Energías Renovables (EEG – Erneubare Energie Gesetz), aprobada a finales de 2020, prevé un objetivo de expansión de 71 gigavatios de energía eólica terrestre para 2030 (logrando así los 71.000 MW). Junto con el objetivo de 20 gigavatios adicionales de energía eólica marina fijado en la Ley de Energía Eólica en el Mar (WindSeeG), el número de turbinas en Alemania aumentará así hasta 91 gigavatios en 2030. El objetivo definido por el Gobierno Federal es que para el año 2030, el 65% del consumo energético, provenga de energías renovables. Para ello, la energía eólica jugará un papel muy importante, ya que hoy en día es la fuente más importante del mix energético.

Según la Asociación Alemana de Energía y Agua (BDEW), en 2020 se instalaron únicamente 420 aerogeneradores terrestres, sin embargo, se necesitan unos 1.500 nuevos aerogeneradores terrestres al año de aquí a 2030 para cumplir los objetivos climáticos. Es un claro indicador de que el sector de la energía eólica es un sector que va a ir ganando más presencia y creando más oportunidades para las empresas, tanto las que se implican directamente en la fabricación e instalación de energía eólica como las que indirectamente participan o suministran en toda la cadena de valor. Kerstin Andreae, directora general de la Asociación Alemana de Industrias de la Energía y el Agua (BDEW), indicaba a la Deutsche Presse-Agentur que es el momento de “meter el turbo”, incrementar la fabricación e instalación de los aerogeneradores y sobretodo, aumentar la aceptación de las turbinas eólicas.

Más capacidad para cumplir los objetivos climáticos de 2030

A finales de 2020 la capacidad instalada era de unos 55 gigavatios, sin embargo, desde el punto de vista del BDEW, es necesario aumentar esta capacidad a 100 gigavatios para que la energía eólica terrestre cumpla los objetivos climáticos de 2030. «Para lograr la neutralidad climática en 2045, necesitamos un aumento de unos 1.500 aerogeneradores al año de aquí a 2030», dijo Andreae. La repotenciación será un factor importante: las nuevas turbinas eólicas sustituyen a las antiguas, pero las nuevas pueden generar mucha más electricidad. Aunque hay simplificaciones en la planificación y los permisos, esto no es suficiente.

El aumento de la burocracia, las restricciones a la expansión y los complicados procedimientos de solicitud están haciendo que las inversiones en nuevas turbinas eólicas en Alemania sean más complicadas y cada vez menos atractivas. En comparación con el año anterior, las nuevas construcciones en el sector eólico volvieron a descender de forma acusada, lo que también provocó un importante descenso de las inversiones en turbinas. No obstante, en 2019 la energía eólica volvió a ser el sector de las energías renovables con mayor nivel de inversión, con 3.600 millones de euros, es decir, el 34% del volumen total de inversión en Energías Renovables, que fue de 10.500 millones de euros. En 2019, se invirtieron 2.100 millones de euros en el sector terrestre.

En conclusión, la energía eólica en Alemania se presenta como un sector lleno de oportunidades para toda la cadena de valor, tanto nacional como internacionalmente. La agilización de la burocracia y las dificultades en los procedimientos serán factores clave en la consagración de la oportunidad, así como que cada vez haya más terrenos designados para las energías renovables.

Fuentes:

NOTICIAS RELACIONADAS

Volver al listado